01 julio 2005

Mariano Rajoy, líder del PP, es gay y, una vez más, ha votado en su contra

Carlos Alberto Biendicho López, Presidente de la Plataforma Gay del Partido Popular, desvela el particular via crucis del Presidente del PP, Mariano Rajoy. Biendicho ha decidido hacer outing (sacar del armario a homosexuales homófobos) dentro de su partido. El motivo de su decisión fue que ayer día 30 de junio el Partido Popular, una vez más, votó en contra del matrimonio homosexual. A pesar de las reclamaciones de dentro el partido, el PP no dio libertad de voto en el Congreso. Lo que no impidió a Celia Villalobos romper la disciplina de voto y votar a favor de la ley, por lo que ha sido sancionada por el partido. Pero su presidente, Mariano Rajoy, votó, como siempre, en contra de esta ley, lo que ha indignado a los miembros de la Plataforma Gay del PP que, por boca de Biendicho, han decidido explicar la verdad sobre Rajoy.

Las declaraciones son las siguientes:

Escuchar:
de viva voz

Leer:
"Y lo más lastimoso que me parece es que alguien que hizo un sacrificio por amor al Partido Popular, por amor a España, que es casarse siendo homosexual, tuviese que montar ayer carros y carretas y me refiero a Mariano Rajoy.

Mariano Rajoy decidió casarse, no precisamente porque… quizá estuviese en su vocación, pero sabía que si quería políticamente servir a España tenía que casarse. Eso me parece muy duro.

No por ello le retiro mi apoyo, mi total e incondicional amistad, y cariño, pero tengo que decir que ayer se tuvo que traicionar a sí mismo, por desgracia, en este sentido. Y que si quiere limpiar al PP de la extrema derecha, de la Iglesia católica, de quienes quieren devolver a España al nacional-catolicismo, es decir, a los miembros de la prelatura del Opus Dei, y a los miembros de los Legionarios de Cristo, que cuente con la Plataforma Popular Gay, y que cuente con el millón de votantes homosexuales de la Plataforma Popular Gay.

Que convoque un Congreso extraordinario, que cuide mucho en la elección de compromisarios para que no existan las presiones y manipulaciones que han existido, y contará con todo nuestro apoyo, no sólo en la política de los derechos de los homosexuales.
(…)
Él no podía tirar piedras contra su propio tejado. Para mí, creo que está sufriendo. Desde aquí, Mariano, un abrazo muy fuerte porque estás sufriendo, creo que has hecho un sacrificio por el partido y por España, casándote, porque te obligaron a casarte por tu vocación política…"