20 junio 2005

El Lado Oscuro de las Illes Balears

L’Observatori de l’Homofòbia a les Illes Balears

presenta su primer cartel

Las personas o entidades que se han destacado durante el último año por favorecer comportamientos homófobos y en contra de la libertad de las personas en las Illes Balears son:

JOAN FONT ROSSELLÓ, por su comentario, refiriéndose a los homosexuales, "yo los arrojaría a todos al fuego", que hizo el diputado del Partido Popular en el Parlament de les Illes Balears a otros miembros del PP y por sus artículos en el diario "El Mundo/Día de Baleares" donde califica la homosexualidad de "prácticas sexuales invertidas", "una pareja de homosexuales merece el mismo trato que dos hermanos"

ASOCIACIÓN FAMILIAR DE BALEARES, por atacar al matrimonio homosexual argumentando que "la mayoria de los que abusan de menores son homosexuales", afirmación hecha por Antoni Camps, representante de la asociación y miembro del Partido Popular, durante una mesa de debate en Ciutadella. Asociación Familiar de Baleares está integrada en el Foro de la Familia y su presidente es José Ignacio Pérez Argüelles.

MANACOR COMARCAL, por el tratamiento homófobo e insultante que la revista local hace de temas relacionados con la homosexualidad "el ejecutivo quiere conceder a maricones tortilleras los mismos derechos que a los heterosexuales", "son un error de la naturaleza". Su director es Gabriel Veny.

CATALINA CIRER, por el acto discriminatorio que supone negarse a cumplir la ley que permite el matrimonio homosexual ya que sólo casará heterosexuales; alegando motivos religiosos y olvidando las funciones de su cargo público. Además, la alcaldesa de Palma (Partido Popular) también se ha opuesto a las ceremonias de las parejas de hecho homosexuales las cuales no tienen ninguna connotación religiosa ni se las denomina "matrimonio".

JERARQUÍA ECLESIÁSTICA ESPAÑOLA, por su injerencia en el estado de derecho, que incluso salpicó al rey, y por los insultos y las manifestaciones homófobas de obispos, arzobispos y de la Conferencia Episcopal, como las del arzobispo Francisco Pérez durante su visita a Mallorca "es ético, moral y justo que un soldado cristiano pueda matar (...) pero nadie ha de casar homosexuales"

UNIÓ MALLORQUINA y PARTIDO POPULAR, por impedir con su voto que se incluya la adopción en la ley balear de parejas de hecho, lo cual niega la cobertura legal a los hijos de las parejas homosexuales. Sus máximos responsables son Maria Antònia Munar y Jaume Matas, respectivamente